jueves, 4 de febrero de 2010

Doferme



Un chico de codos grandes, pecho chico, ojos respingados, cuarenta centímetros de altura y una espalda de dos metros. Una deformidad, intenta imaginarla y avísame cuando llegues a algo concreto.
Yo logré llegar a algo y lo dibujé. El único problema es que el muchacho no se dejó dibujar de cerca, es tímido. Después de dibujarlo salió corriendo velozmente hacia mi hipotálamo. Una lástima.

2 comentarios:

Noemí dijo...

Jajajaajajajajaja

Hueón, pero pude, te juro q en mi cabeza pude, es horrible, pero intentaré dibujarlo, algún día. Tú sabes, yo y mi destino, un cacho.

Creativicosas dijo...

Eso lo quiero ver pequeña Lulú, eso lo quiero ver.